viernes, 17 de octubre de 2008

El Cubo de Rubik


No pensaba incluirlo, porque no fue un juguete importante para mí (¿o sí?), pero como se considera uno de los imprescindibles para los de mi generación, pues ahí va. Además del grande tuve uno pequeño tipo llavero. Y como no conseguía montarlo y siempre me quedaban un par de cuadros cambiados, la solución fácil era cambiar las pegatinas de lugar. No me engañaba ni a mí misma, pero bueno... cosas de niños.

Fuente foto: Varios Internet

1 comentario :

  1. Pues para mí sí que fue importante. Recuerdo que en clase lo teníamos todos sobre el pupitre. ¡Imagínate lo que molaba que te dejasen tener un juguete siempre encima de la mesa! Era todo un tesoro. Y los que podían hacerlo en pocos segundos eran unos verdaderos héroes. A mí se me daban muy bien los que eran como un cilindro. No fallaba nunca.

    ResponderEliminar

Bienvenido a este rincón nostálgico.

Tu comentario será publicado en cuanto el administrador lo revise.

Gracias por colaborar con tus recuerdos.



 
Blogger Templates