lunes, 21 de septiembre de 2009

El monopatín Sancheski


Fuente foto: www.sancheski.com

No recuerdo cómo llegó a casa, si fue heredado, regalado o comprado. El caso es que cuando llegaba esa época del año en que se ponía de moda todos los chicos del barrio salían a la calle con él. Ya he dicho en alguna ocasión que siempre me parecieron más divertidos los juegos "de chico" y, aunque el monopatín era de mi hermano, una servidora no dudaba en usarlo, aunque eso supusiera pegarse unas cuantas leches y alguna que otra herida en las rodillas. No era nada fácil su manejo pues las ruedas eran muy inestables. Al final siempre acababas sentado en él y tirándote por alguna cuesta medianamente pronunciada.

Por casa también tuvimos otro monopatin que era de madera, no sé si fue antes o después que el Sancheski. Tiempo después, cuando montar en monopatín pasó a denominarse "hacer skate" unas Navidades los Reyes dejaron en casa una tabla mucho más ancha y larga de colores llamativos. Como era de suponer el regalo era también para mi hermano. A mí a lo mejor me dejaron una muñeca patinadora, ya no me acuerdo, porque me seguía gustando mucho más el monopatín de mi hermano. Cosas de niñas...

15 comentarios :

  1. Yo recuerdo este monopatín. Y casi más las rodilleras y coderas, que molaban aún más.

    No te quiero contar, lo que era para un niño de aquella época ponerse tamaño uniforme. El no va más.

    ResponderEliminar
  2. Jamás me he subido a un monopatín, patinete ni patín, porque soy de un gallina...creo que mi marido también tuvo el suyo. A mí me gustaban más los juguetes de niña. Besos. Loli

    ResponderEliminar
  3. Yo me acuerdo que ese monopatín lo tenía mi tío y un día lo dejó de usar. Mi abuela lo guardó en un armario que tenía en el pasillo. Un armario donde había muchas cosas antiguas y que ya no se usaban.

    Me recuerdo subida en ese monopatín, pasillo arriba y pasillo abajo en casa de mi abuela. Las regañinas de mi abuela, porque iba a rayar el suelo o hacía mucho ruido. O me podía romper una pierna. Sin embargo, yo era feliz en aquel pasillo, sobre ruedas.

    Qué recuerdos.

    Gracias por todas estas cosas. Tienes un muy buen blog.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por comentar vuestras impresiones. Eigual, el blog lo hacéis bueno los que lo visitais.

    ResponderEliminar
  5. CUANDO HE VISTO LA FOTO HE SALTADO DE ALEGRIA,TENGO UN GRAN RECUERDO DE ESTE MONOPATIN LA DE SALVAJADAS QUE HACIA,Y EN LA PIERNA TODAVIA CONSERVO LA SEÑAL QUE ME DEJO LA PUNTA DEL MONOPATIN.SALUDOS

    ResponderEliminar
  6. Yo tenía una perra terrible por un sancheski, y mis padres no me lo querían regalar, así que me lo regaló una tía para mi primera comunión, era rojo, ese mismo día bajé a la calle para probarlo contra los deseos de mi madre. Me di un hostiazo impresionante, no me rompí nada, pero para mi fué suficiente, el sancheski ese mismo día se fué pal camarote y, como dices, solo lo sacabamos para jugar en el pasillo de casa, uno sentado y el otro empujando.

    ResponderEliminar
  7. Cuantos recuerdos!!!
    Mi patineta color verde manzana...Cuantos porrazos me dí con ella y cuanto la echo de menos...DONDE ESTAAAAAAAAA?.
    Muy lindo post,lleno de nostalgia

    ResponderEliminar
  8. ¡¡ que alegría de ver otra vez mi monopatín!!! ni me acordaba de la marca, cuantas horas me pasé jugando con él, hacía todo tipo de gamberradas y piruetas, tirarme por la cuesta de barriga era lo menos que podía hacer.

    Gracias por tu información de la marca de la muñeca, aunque no la he visto alli si que he podido ver otras de esa marca y conocer cosas como la fecha y de donde es la firma.

    besos

    ResponderEliminar
  9. Todavia me acuerdo cuando llego mi padre de uno de sus viajes a madrid y nos trajo a mi hermano y ami un sancheski a cada uno,me acabas de abrir mi vena sensiblona y me he emocionado muchismo al reencontrarme con dicho recuerdo.
    Saludos y sigue asi

    ResponderEliminar
  10. XDXDXD, Qué bueeeeeeno!!. Me acuerdo de que lo tenía mi hermano y también mi primo.
    Gracias por hacernos recordar tantas cosas

    ResponderEliminar
  11. Parecía que ese era el que tenía todo el mundo, hasta que salieron los anchos (si eran con calaveras grabadas en el envés mejor), que los sustituyeron rápidamente.

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo que debajo la pizarra de la clase. habia una pirámide de (no os engaño) 10 o 15 monopatines :)))
    Me hace gracia porque lo vi el otro dia en casa de mi madre y lo sigue llamando el "skeibol"

    ResponderEliminar
  13. lo tuve igual!!!!! Luego lo heredó un sobrino.... M ha hecho mucha gracia volver a verlo.Anda q no ha llovío ná desde entonces.Era d plastico superduro.

    ResponderEliminar
  14. Pues yo tampoco recuerdo muy bien como llego hasta los rincones de mi casa, el caso es que al ver la foto se me inunda la cabeza de recuerdos hasta colapsarla, es curioso como un objeto que en su día fue parte de tu ocio, desarrollo y algun disgusto en forma de moratón o mueble del comedor marcado, por no hablar de las rayas negras del suelo del comedor, pasillo, cocina... se llega a gravar en lo mas profundo de la memoria, tengo en la cabeza todos los detalles de los ejes, rodamientos, el borde pelado por los golpes de la tabla, por casa de mi madre seguro que aun anda alguna silla del comedor marcada a unos 10 o 12 cm de altura!!! yo fui uno de esos que empezo "patinando" y acabo haciendo "skate" esa fué mi primera tabla, después llegaron muchas otras, pero la verdad es que curiosamente es esta la que mejor recuerdo.
    Besos y abrazos..,

    ResponderEliminar
  15. Yo tenia un imitación. Acabo de saber que era de fabricación francesa. Es el Kamikaze

    http://3.bp.blogspot.com/-yol25d2QUbc/UpoQikDYqZI/AAAAAAAAIwQ/8kAizXoauzM/s1600/vintagee+002.jpg

    ResponderEliminar

Bienvenido a este rincón nostálgico.

Tu comentario será publicado en cuanto el administrador lo revise.

Gracias por colaborar con tus recuerdos.



 
Blogger Templates