Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Los calentadores de lana

Fuente foto: www.poundlandblog.co.uk
Cuánto mal nos hizo Eva Nasarre con su programa “Puesta a punto“. Vale, la muchacha solo pretendía enseñar a los españolitos lo que era el aeróbic. Pero nosotros aún no estábamos preparados para tanto cambio. Este complemento que bien pensado sirve para que los tobillos no se queden fríos mientras se hace ejercicio físico, debería haberse quedado en la intimidad de nuestros hogares. Pero nada más lejos de la realidad, ¡Nos atrevimos a usarlos para salir a la calle!… Incluso con la osadía de llevarlos encima de nuestros pantalones vaqueros, ¿Dónde quedaba el sentido del ridículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *