Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Los recortables

¡Qué juguete más simple a la par que entretenido! Como molaba “vestir” a las muñecas, tan pronto la convertías en princesa, como la mandabas al Polo Norte con un buen abrigo, bufanda y hasta gorro. La de posibilidades que tenías con unas tijeras y un papel…

También había recortables para chicos de soldados y similares (aunque estos no los recuerdo, a mi hermano no le debían gustar estas cosas), y otros para montar edificios, donde era necesario usar además el pegamento.

Fuente fotos: www.teacuerdas.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

ohh! hay que ver cómo se ha evolucionado de esas muñecas recordables de cartón, hasta las muñecas estas que vienen maquilladas y con curvas imposibles. Yo me quedo con las de papel. Qué nostálgico blog 🙂

Responder

Y qué entretenidas estábamos con los recortables estos

Responder

madre mia que cosas mas bonitas, muchas veces me gustaria volver a atras

Responder

nos conformábamos con poco…A mi hija d 7 años la compré un recortable y m lo comí con papas xq jamás jugó con ello.Nosotros, con una bolsa d papel, llena d periódicos, nos haciamos una pelota.

Responder