Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Cromos de fútbol Este

cromos de futbol

En tacos de 50 o 100 y dentro de una caja de zapatos. Tal era la cantidad de repes que teníamos que así guardábamos los cromos de fútbol cuando éramos críos. Por el de Hugo Sánchez con la camiseta del Real Madrid había quien te daba hasta 50 cromos a cambio. Y los últimos fichajes eran superdifíciles de conseguir. Eran de cartón y los pegábamos en el álbum con engrudo que mi madre fabricaba para la ocasión a base de harina y agua.

Y luego estaban los juegos en la calle. Te juntabas con 2 o 3 chavales provistos de sus respectivos tacos de cromos. En cada turno uno tenía que dividir el suyo en montoncitos, tantos como jugadores hubiera. Cada uno elegía un montón y ganaba aquel que había escogido el que tenía el último cromo con el nombre del jugador más largo, llevándose como premio todos los cromos del montón. Y habrá quien diga que este no era un juego para chicas, pero a pesar de todo a mí me encantaba, aunque casi siempre regresaba a casa con más pérdidas que ganancias.

cromos antiguos de fútbol
Cromos antiguos de la editorial Ruiz Romero