Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Mercadillo Navideño de la Plaza Mayor

mercadillo navideño plaza mayor

¿Qué niño madrileño no ha visitado el Mercadillo Navideño de la Plaza Mayor? Sí, ese en el que Chencho se perdía el día de Nochebuena, dando un disgusto a su Gran Familia, y sobre todo a su entrañable abuelo, el maravilloso Pepe Isbert. Una escena mítica del cine español.

Año tras año. A pesar del frío y de los agobios de la multitud. Cuánto disfrutábamos. De puesto en puesto. ¡Qué ilusión! Y éramos felices si nos compraban una careta de cartón, o una caja de bombas fétidas que nos costaba mantener intacta hasta el día de los Inocentes. 

Una tradición que por fortuna perdura, aunque ya no seamos niños y seamos nosotros los que ahora agarramos de la mano a nuestros enanos para que no se pierdan. ¡Y que dure muchos años!¡

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

Precioso! Yo hecho menos este tipo de mercadillo en mi ciudad, es una pena.

Responder

Felices fiestas a tí también.

Responder

Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho, me ha traído recuerdos maravillosos de mi infancia así que con tu permiso me iré pasando :)Un saludo

Responder

supongo que todas las infancias son maravillosas,pero sere presuntuoso en decir que los niños de los 70 vivieron unos años especiales,cambios en muchos aspectos,culturales,tecnologicos,etc fue un cambio generacional especial creo yo y para colmo llegaron despues los 80,que mas se puede pedir,sigo anclado en el techno pop o como se llamaba entonces Nuevos Romanticos,pasare a visitarte,me he hecho seguidor,un saludo

Responder