Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Vacaciones Santillana

libro vacaciones santillana

La excusa perfecta para amargar las vacaciones a un chaval de 4º de E.G.B. Daba igual que hubieras aprobado todas, tus padres te encasquetaban el libro de Santillana todo el verano. Nos querían hacer creer con los anuncios de aquellos niños superfelices en la playa que estudiar en verano era maravilloso, pero no colaba.

Teóricamente servía para repasar y afianzar los conocimientos del curso, pero ante nuestras infantiles mentes, eran las ganas del profesor Enrique de recordarnos también durante el verano que nos tenía manía. Siempre pensé que los maestros estaban conchabados con la famosa editorial y sacaban partido de ello.