Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Mercadillo Navideño de la Plaza Mayor

mercadillo navideño plaza mayor

¿Qué niño madrileño no ha visitado el Mercadillo Navideño de la Plaza Mayor? Sí, ese en el que Chencho se perdía el día de Nochebuena, dando un disgusto a su Gran Familia, y sobre todo a su entrañable abuelo, el maravilloso Pepe Isbert. Una escena mítica del cine español.

Año tras año. A pesar del frío y de los agobios de la multitud. Cuánto disfrutábamos. De puesto en puesto. ¡Qué ilusión! Y éramos felices si nos compraban una careta de cartón, o una caja de bombas fétidas que nos costaba mantener intacta hasta el día de los Inocentes. 

Una tradición que por fortuna perdura, aunque ya no seamos niños y seamos nosotros los que ahora agarramos de la mano a nuestros enanos para que no se pierdan. ¡Y que dure muchos años!