Saltar al contenido

Conecta 4

conecta 4

También conocido como cuatro en raya, era un juego aparentemente fácil… hasta que te ponías a jugar y tu rival siempre ganaba. Había veces en las que jugábamos de forma tradicional, con papel y lápiz.

Pero el juego de MB era más sofisficado: un tablero vertical azul lleno de agujeros donde se introducían las fichas del color elegido (rojo o amarillo), con el objetivo de alinear cuatro consecutivas del mismo color en vertical u horizontal, y lo más difícil, evitar que el oponente se adelantara e hiciera la línea antes que tú. Cuanto te querías dar cuenta, ya te había colocado cuatro fichas en diagonal... fin del juego, ¿Jugamos la revancha? Vale. Pero mejor en el Quién es Quién.

Otros recuerdos de los años 80: