Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Operación

Juego de mesa operación

El tablero representaba el cuerpo de un paciente al que tenías que operar, tarea que se realizaba extrayendo mediante unas pinzas de metal los extraños huesos sin que el paciente se quejara.

Cada pieza ósea tenía un nombre al cual más dispar: el calambre del escritor, la manzana de Adán, la mariposa juguetona… Si te temblaba el pulso y tocabas los bordes de las hendiduras, estabas perdido: un pitido anunciaba el fallo y se iluminaba la nariz del muñeco. Seguro que muchos niños de la EGB hoy en día serán exitosos médicos gracias a este juego.