Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

El telesketch

El telesketch
5 (100%) 1 voto[s]

Mundialmente conocido, el Telesketch era una pizarra mágica con forma de pantalla donde había que dibujar con dos botones: con uno se hacían las rayas horizontales, con el otro las verticales. Para trazar líneas diagonales o líneas curvas había que mover ambos botones a la vez: misión imposible. Se borraba agitándola bocabajo.

Telesketch
El telesketch

Pero, ¿Era realmente mágico este juguete? Si quieres mantener la ilusión, mira ahora mismo hacia otro lado… El telesketch era esencialmente una caja llena de basura industrial, escamas de aluminio para ser más precisos.

En su interior tenía una especie de estilete que se movía al girar dos ruletas exteriores. Este movimiento hacía que se raspase la película de escamas y en la pantalla aparecían las líneas. En resumen, era como raspar el parabrisas del coche.

Con ese mecanismo era muy difícil hacer dibujos en condiciones, tan complicado como sacar un conejo con la barita de Magia Borrás, y con frecuencia lo único que conseguíamos dibujar era una casita con chimenea y algo parecido a árboles a los lados. Una vez que contemplábamos la obra de arte, sacudíamos el invento y el dibujo desaparecía. Si alguien consiguió salir de eso seguro que ahora es ingeniero de la NASA por lo menos.

Una cosa estaba clara: con esta pizarra mágina no había vuelta atrás. Solo podías dibujar una línea única e ininterrumpida. Si te equivocabas, la única salida era borrar el dibujo. ¿Eso dice algo sobre la naturaleza esencialmente transitoria del arte? En realidad, no lo sabemos.

En la actualidad se fabrica uno más moderno con evidentes diferencias llamado New Telesketch.

Ver mas Juguetes de los años 70 y 80

Otros recuerdos de los años 70 y 80: