Saltar al contenido

Elige tu propia aventura

elige tu propia aventura

Si nuestras primeras lecturas fueron los libros de cuentos, estos fueron los primeros libros interactivos donde éramos los protagonistas: no se podían leer de principio a fin. Muchos niños de la EGB nos iniciamos en la lectura gracias a Elige tu propia aventura.

Con ellos aprendimos a tomar nuestras primeras decisiones… y más valía acertar, porque el destino del protagonista (que bien podía ser La Mona Lisa) dependía de la producencia o temeridad manifestada.

Interior de un libro de “Elige tu propia aventura”

Seguro que si fuiste niño en los 80 te acuerdas de alguno de títulos como El expreso de los vampiros, Las joyas perdidas de Nabuti, La cueva del tiempo, Tu nombre en clave es Jonás, El Castillo Prohibido, y muchos más. Y cada uno de ellos con varios finales apasionantes.

Otros recuerdos de los años 80: