sábado, 15 de mayo de 2010

Rotuladores Carioca

Junto con las pinturas Alpino eran nuestros aliados para las clases de plástica. Los había con diferentes presentaciones, desde el minimalista estuche de 6 colores hasta la codiciada caja de 36 de la que solo unos pocos afortunados podían disfrutar. Y cuando por fin conseguías que te compraran una al comenzar 5º de EGB alucinabas con la variedad de matices que tenían el verde y el azul. Lo malo era cuando se terminaba el azul verdoso en mitad del dibujo y no te quedaba más remedio que continuar pintando con otro tono que nada tenía que ver. Vaya chapuza...

Fuente foto: Papel y Plástico 2

10 comentarios :

  1. Fíjate si me gustaban mis Carioca que los utilizaba con cuentagotas para que no se me gastaran (si seré tonta). De hecho creo que mi última caja todavía anda dando tumbos por casa de mis padres y hace años los saqué ...y aún pintaban!! ja, ja

    ResponderEliminar
  2. Yo creía que también había por casa una caja pero no la he encontrado tras mucho buscar. Así que supongo que en alguna limpieza iría al cubo de la basura.

    ResponderEliminar
  3. qué recuerdos de la infancia...y qué rabia daba cuando se acababa un color jaja

    ResponderEliminar
  4. Me encantaban, sobre todo la de la caja grande

    ResponderEliminar
  5. Buah! Los rotus carioca. Me acuerdo que mi madre temblaba cuando me veía con ellos porque yo sentía predilección por la "decoración" de paredes y "suelos" :)

    ResponderEliminar
  6. Que fuerte, al verlos he recordado que tenia mellada la parte donde encaja la tapa y siempre cerraba mal, me saltan las lagrimas muchisimas gracias.

    ResponderEliminar
  7. A mi me encantaba jugar con unos minimuñecos bebes que estaban dentro de los frascos de colonia chupetin, eso era en 1975, pero se me perdieron y no los he vuelto a encontrar me encantaria volver a verlos

    ResponderEliminar
  8. si se acababa un color se arrancaba con los dientes el tapón de arriba y se dejaba caer el tampon empapado de tinta que tenía por detro el rotulador. Yo lo hacía incluso sin necesidad de que se acabara la tinta ya que era una gozada pintar con esa especie de tubito empapado de tinta, puesto que no dejaba las molestas marcas que dejaba la punta del rotulador carioca.

    ResponderEliminar
  9. Hola,

    Solo decir que carioca existe... aun jeje podeis encontrar sus productos en www.cariocaspain.com y sus rotuladores siguen funcionando igual de bien!!!

    ResponderEliminar
  10. Dónde podria conseguir una, con tapa azul:) ?

    ResponderEliminar

Bienvenido a este rincón nostálgico.

Tu comentario será publicado en cuanto el administrador lo revise.

Gracias por colaborar con tus recuerdos.



 
Blogger Templates